Lo que nadie me dijo antes de empezar la universidad

Cinco años después, ya he terminado la carrera. A falta de presentar los trabajos de fin de grado, ya puedo decir que he superado la universidad. En concreto, el doble grado de Periodismo y Economía.

Uno de los posts de este blog que más visitas recibe cada año es el de Cómo aprobar Selectividad y no morir en el intento. Así que ante la escasez de información de primera mano sobre este tema, me animo a escribir sobre mi experiencia personal en un campus universitario. En particular, en el de la Universidad Rey Juan Carlos en Vicálvaro. Aunque, en general, muchos de las ideas que menciono se pueden aplicar a gran parte de la educación superior en España.

1# Se pasa muy rápido. Un abrir y cerrar de ojos. No pierdas el tiempo y aprovecha el tiempo. ¿Una beca Erasmus? Sí, sin dudarlo.

2# Estudiar la carrera no te convierte en profesional de ese sector. Las titulaciones deberían tener mucho más contenido práctico y que las asignaturas estén interconectadas en un itinerario formativo bien pensado.

3# Además, la teoría, en muchos casos, apenas vale. Son contenidos caducados. ¿Por qué no se habla de las últimas tendencias, de la vanguardia en la investigación en cada campo?

4# Hay profesores muy buenos, pero también los hay pésimos. Los de estar toda la clase leyendo powerpoints de la pizarra y/o con cero experiencia profesional… no, gracias.

5# Entre tus compañeros encontrarás a grandes amigos. No te dejes a nadie por conocer, al menos. Mucha gente te sorprenderá para bien.

6# La universidad no valora e impulsa lo suficiente la –necesaria– vida extracurricular. En mi caso, por ejemplo, disfruté relanzando la radio universitaria. Hay dos universidades: si aprovechas las instalaciones y te zambulles en los diferentes mundillos o si pasas de puntillas por el campus curso tras curso.

7# Muerte al papeleo. Quizá lo peor de la universidad son las horas y horas desperdiciadas peleándote con la burocracia. Qué frustrante que trámites sencillos se conviertan en una pesadilla imposible.

8# Elige bien. Tiene que gustarte tu carrera ya que sino las muchas horas de estudio serán aún más duras. Afortunadamente, yo considero que acerté de lleno.

Con sus partes buenas y con sus partes malas, muy malas, esta etapa es inolvidable. Cualquier duda que tengáis sobre mi doble grado, sobre mi campus, sobre mi universidad… os las contesto sin problema. Aún recuerdo cuando en 2011 localicé a un alumno de la primera promoción de mi doble titulación y le escribí por la extinta red social Tuenti (yo soy de la tercera promoción). Un primer paso en el periodismo de investigación ;-).

Anuncios

Un año después…

Un año sin escribir en este blog personal. Precisamente cuanto más estoy escribiendo en mi día a día, más abandonado tengo este blog. Tras una muy enriquecedora incursión en el mundo de la televisión y un periplo por el mundo de las instituciones europeas en Bruselas, volví a Madrid y, como ya os conté, empecé a trabajar full time en un diario digital. Cada día publico entre cuatro o cinco artículos de autor y es por eso que cuando llego a casa, en mi tiempo libre, escribir no es lo que precisamente más me apetece.

En todo caso, no quiero abandonar este blog y, como siempre, me gusta mostrar lo mucho que estoy aprendiendo. En un diario en el que la investigación y los temas propios son marca de la casa y lo cierto es que estoy realmente satisfecho. Periodismo puro como no creía que haría nunca. Fuentes, filtraciones, documentos. Mucho aprendizaje que no da la universidad. Os dejo alguna de las publicaciones que pondría como ejemplo de este año de trabajo bien hecho.

Unos minutos de echar la mirada atrás; pero ahora, a disfrutar de lo mucho que queda por delante…

 “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas” – George Orwell

Visita a la redacción de El País

Dentro de la Semana de la Ciencia 2012 que se celebra puntualmente en Madrid año tras año, había una actividad que nos llamó la atención a un grupo de clase: la visita a la redacción del periódico no deportivo de más tirada en España, el diario El País. Después de estar leyéndolo diariamente en su versión web y en la medida de lo posible en papel era una experiencia que me apetencía mucho. Ni cortos ni perezosos, como se suele decir, nos apuntamos.

Los días pasaban y aunque recibimos el correo electrónico que confirmaba que estábamos apuntados correctamente se nos decía que la actividad estaba pendiente de confirmación. No era para menos, un ERE de más de un centenar de periodistas, es decir, aproximadamente un tercio de la plantilla, estaba siendo negociado. Desgraciadamente la noticia saltó justo el día anterior a nuestra visita, el domingo 11 de noviembre. Pese a ello opté por ir de todas formas. Con motivo del ERE los trabajadores ese lunes estaban de huelga y la visita iba a ser de “servicios mínimos”, muy reducida.

Fuimos cerca de diez alumnos acompañados de dos profesores, tras una breve espera en la que nos regalaron una edición del número 0 de “13 picas” y un pequeño cuaderno de prensa, nos recibieron Belen Cebrián Echarri (desconocemos si es la hermana del director del Grupo Prisa, pero todo indica que sí) y otra de las profesoras de la Escuela de Periodismo de El País. En ella se imparte el máster de periodismo multimedia con la Universidad Autónoma, muy interesante, quién sabe si dentro de cinco años…

El resto de las instalaciones las vimos muy por encima, cruzamos la redacción, la más grande en la que he estado, donde pudimos ver a cientos de periodistas trabajando y descubriendo compañeros que nunca más irían a trabajar. Me llamó la atención sobre todo el rótulo blanco en el centro de la sala que tanto suele aparecer en reportajes y un set de televisión en una esquina que se ve que todavía no aprovechan demasiado.

Se respiraba Periodismo, en las pantallas de televisión conectaban con el canal 24 horas, los teléfonos echaban humo concertando entrevistas, confirmando fuentes,… y apenas era la una de la tarde. Sería interesante verlo horas más tarde a punto de cerrar la edición.

Nos quedamos con ganas de más, vimos en un edificio adjunto “Prisa Revistas”, donde presumiblemente se editan revistas de gran calidad como RollingStones España o Cinemania. También consta que esas instalaciones se encuentra la redacción del conocido medio digital El Huffington Post. Por ello se comentó que si es posible volveríamos a la calle Miguel Yuste para realizar la visita completa.

Por otra parte, también hablamos al final con los profesores que otra mañana la dedicaríamos a visitar otra redacción, la de El Mundo, más conocida por algunos como “el periódico de Pedro J Ramírez”.