Cómo viví la alerta máxima por terrorismo en Bruselas

Como os conté muy recientemente, durante unos meses estoy viviendo el frenético día a día de una ciudad tan absorbente como Bruselas. A las cumbres de los presidentes de la Unión Europea, las sesiones del Parlamento Europeo o las reuniones de la OTAN se han sumado unos días de auténtico vértigo informativo. Como periodista no he sido ajeno a estas circunstancias y he podido vivir la actualidad de forma muy intensa.

Siempre me quedara el triste recuerdo personal de enterarme de los trágicos atentados de París en 2015 en torno al Francia-Alemania, en otro partido de similares características: el Belgica-Italia en esta ciudad. Los titulares que se sucedieron son por todos conocidos pero personalmente he dejado mi humilde visión de estos días en Ok diario, un nuevo medio digital en el que he empezado a colaborar diariamente.

Aquí os dejo algunos de mis primeros artículos que dan buena muestra de lo que vivimos durante estos días entre los que la preocupación reinó en el ambiente.

Sigue leyendo

Bruselas, primeras impresiones

IMG_8682

Lejos queda el 20 de septiembre en el que me planté con las maletas en la puerta de la puerta de la que sería mi casa durante los próximos meses. Boulevard de Maurice Lemonnier, un viernes a las cuatro de la tarde y el casero no llegaba. Una hora después finalmente se presentó y firmamos el contrato.

Ya se cumplen 50 días en la capital de Europa y no puedo estar más contento. Amigos y risas, aventuras y sorpresas, surrealismo e hiperrealismo. Mucho vivido y mucho por vivir. Como primer avance de esta experiencia he aquí una serie de fotografías para abrir boca.

FullSizeRender

Los gofres, una debilidad para todo aquel que viene

IMG_8267

La Eurocámara, la política europea tiene mucho que decir

Sigue leyendo

Lo que aprendí en mi primer paso por la televisión

IMG_8221

 

Cinco meses en la televisión. Ni más ni menos que en el nacimiento de Non Stop People en Movistar Plus (la integración de Canal Plus en Movistar TV). Me puedo sentir muy afortunado.

Sin haberlo pretendido, me llegó la oportunidad y no me lo pensé dos veces: tocaba aparcar momentáneamente la radio y dar el salto al mundo de la televisión. Aunque siempre las ondas FM me ha cautivado, la tele también tiene su aquel y lo he comprobado viviendo la grata experiencia de la construcción de cero de todo un canal. Aunque tendré tiempo de analizar y comentar en profundidad mis meses catódicos aquí van algunos apuntes a vuela pluma de lo que he podido aprender en los primeros meses de vida de NSP España (ya existía el canal en Francia).

Pero antes para los que no conozcáis este impresionante proyecto, os despejo un par de dudas rápidas:

¿Qué es Non Stop People?

Como dice la web: una televisión joven e innovadora en la que se habla de #tendencias, #cine, #cultura, #música, #moda… Y lo cierto es que es así, un canal único de jóvenes para jóvenes. Con un lenguaje actualizado, se da una vuelta a los informativos normales con cuatro ediciones de NEWS muy amenas; El Hub, un programa de tarde que te conecta a los mundos que te interesan (Internet, cultura, moda, cocina…) muy pegados a la Red; XTRA!, el night show con lo más selecto de la actualidad, entre otros, la entrevista del día e incluso un programa despertador de lunes a domingo, el Good Morning People para empezar informado y animado cada día.

¿Qué he hecho en Non Stop People?

Con una redacción que no supera de media los 25 años encajaba a las mil maravillas. Consideraron positivamente mi perfil y entré a formar parte de los más de 50 profesionales que rompen con lo habitual en la televisiones clásicas de la repetitiva TDT. He podido hacer prácticamente de todo y es por ello por lo que estoy realmente satisfecho con la experiencia: entré de apoyo en las redes sociales, hice de figurante de entrevistados, ayudé en la puesta en marcha de la página web, organicé todo el equipo de rótulos de la emisión y de ahí a participar puntualmente en El Debate o tener incluso mi propia sección en El Hub en el plató. No puedo pedir más.

Como podéis ver, mi primera experiencia profesional de jornada completa en un medio no ha podido ser mejor. Aunque podría haber continuado, al llegar septiembre tenía que volver a las clases y no de una forma habitual. Ya os contaré, pero está claro que me gustan los retos.

IMG_8254 IMG_8257

En cualquier caso, tras esta nada breve introducción vamos a lo que prometía: las cinco grandes enseñanzas que me llevo de estos meses que son, sin duda, historia de la televisión en España:

1# Los compañeros lo son todo

Lo tengo claro: uno de los mayores activos que me llevo es conocer a grandes profesionales. Una generación de buenas personas que, no me cabe duda, marcarán la pauta informativa de las próximas décadas.

Una cadena de televisión que emite 24 horas es todo un trabajo en equipo en el que debes estar coordinado cual engranaje de un reloj. Hay que saber delegar y tener confianza en que quien está detrás en la cadena de trabajo lo va a hacer estupendamente.

2# Tras la universidad queda todo por aprender

El periodismo de la universidad y el que se lleva a cabo en las redacciones están muy lejos de parecerse. En las clases de la facultad entiendo que se aprenden lecciones importantes pero no es hasta que llegas a una redacción 24/7 donde aprendes lo que es de verdad vivir la actualidad.

Saber vender una noticia para que entre en escaleta, buscar los recursos legalmente para que una información tenga contenido, optimizar el tiempo para que una pieza esté lista a su hora de la mejor forma posible, decenas de palabras del vocabulario propio de la jerga del sector… El título de la universidad no te librará de seguir asimilando nuevas capacidades.

3# No hay atajos para el éxito

Imposible. No puedes pretender de la nada convertirte en el número uno. Algunos haciendo el teletexto, Matías Prats la quiniela, Susana Griso las efemérides…  Lo he visto en mis compañeros, que todos ellos han tenido que esforzarse previamente al máximo para llegar a donde han llegado, y de alguna forma también me ha sucedido a mi.

Hasta poder alcanzar un hito como es presentar en el plató una sección de una cierta enjundia de un programa –algo que a duras penas soñaba antes de entrar–, hay que ir dándolo todo día a día, semana a semana y mes a mes con paciencia y tesón. Y después de todo eso, hay que asimilar la dura realidad: puede que las oportunidades lleguen o no.

4# El poder de sentir libertad

En un medio de comunicación me parece fundamental. Es algo que había escuchado a muchos profesionales hacia sus empresas y ahora lo entiendo. Aunque exista toda la seriedad del mundo, la supervisión, una cierta vigilancia, se agradece infinitamente que confíen en uno. Que si respondas, puedas sentir la libertad de trabajar a gusto.

En mi caso depositaron la responsabilidad de prácticamente todo lo referente a rótulos de los programas e informativos. Tengo que reconocer que me encantó tener el poder (siempre con la razonable y agradecida supervisión) de abrir un informativo con uno u otro titular o acabar los programas con una despedida “a mi estilo” recordando en pantalla las redes sociales, página web, hashtag…

5# La comunicación nunca volverá a ser igual

Por último, pero tal vez lo más importante que aprendí es que la forma de llegar al espectador está cambiando a marchas forzadas y lo hará de forma radical en los próximos años. He tenido el placer de estar en una redacción que no es ajena a esta realidad y pone todo su empeño en adecuarse a estas nuevas formas de informarse y entretenerse.

Sin intención de caer en el dramatismo, muchos medios perecerán en el camino. Pero otros llegarán a la meta de adoptar el nuevo lenguaje que va más allá de hablar al espectador de una forma más cercana: los temas tratados, el enfoque de los mismos, la comunicación no verbal o hasta los formatos publicitarios. Vivimos unos tiempos de revolución permanente y eso es apasionante.

IMG_8219

¡Volveré!

Mi cine (XXVI)

Se va acabando el curso y apetece hacer una de esas cosas que durante el periodo de exámenes no es posible: disfrutar del cine sin prisas, sin preocupaciones. Pero basta de preámbulos, y vamos a rajar sobre unas cuantas citas que he podido ver en las últimas semanas.

La música nunca dejó de sonar – Jim Kohlberg

★★☆☆☆

Un niño en el cuerpo de un hombre que encuentra en la música una forma de mantener los lazos con su familia.

Hay que encontrar el momento para verla porque sí que es bastante dura. Nos permite profundizar en una relación padre-hijo muy emotiva.

▲  Que la música, en efecto, tenga este misterioso pero reconfortante poder.

▼  Como todo drama hospitalario puede generar rechazo.

Sigue leyendo

#iRedes 2015

ir cab

Un imprescindible. Si estás interesado en Internet, en redes sociales, en social media,… y su aplicación a múltiples campos como el periodismo, la ciencia, la tecnología, la cultura, el deporte,… iRedes es una cita obligada en tu agenda.

Con un tiempo maravilloso la pasada semana se desarrolló en Burgos su quinta edición. Un evento que, no cabe duda, goza de buena salud y ya más de uno pedimos que se haga una segunda edición anual. Si esta es primaveral, ¿por qué no una otoñal?

Los meses previos son verdaderamente apasionantes: ir viendo cómo semana a semana se iban confirmando mejores y mejores ponentes indicaba que la quinta iba a ser una edición mejor que la cuarta pero, seguro, peor que la sexta.

Sigue leyendo

Mi cine (XXV) [Especial Oscar]

Llega la semana clave en el cine y ya es una parada obligatoria pasar por el blog –por cuarto año consecutivo– y comentar las películas nominadas. Todo ello para la madrugada del domingo 22 disfrutar en las ondas de Espacio 4 FM de la maravillosa velada de los Oscar.

Boyhood – Richard Linklater

★★★☆☆

La infancia y juventud de un joven sencillo, con el que uno se puede identificar perfectamente, rodada durante 12 años al ritmo un par de semanas al año. El costumbrismo llevado al extremo.

A pesar de lo tradicional del argumento, ver la evolución de una persona sin recurrir a maquillaje o efectos especiales merece la pena.

▲  La apuesta arriesgada por parte del equipo en un proyecto tan a largo plazo.

▼  Se hace un poco larga.

Sigue leyendo

Desde el balcón de la Puerta del Sol

Balcon puerta del sol desde campanadas

Cada semana realizo de media un par de entrevistas para la radio y en ocasiones hay alguna que sobresale sobre el resto. Fue el caso de la que mantuve con Rubén Rosales que cuenta con el lujo de vivir en uno de los pisos más privilegiados de España. Estoy hablando de uno de los pisos del bloque desde el que se retransmiten las campanadas cada fin de año.

Tengo que reconocer que me encanta ese momento del año en el que como dice Mecano “entre gritos y pitos los españolitos enormes, bajitos,… hacemos por una vez algo a la vez”. Ojalá llegue el día en el que pueda estar en la propia puerta del Sol frente a una cámara esa noche mágica.

A raíz de un trabajo de clase, que muy pronto podréis ver por aquí, me tocó acercarme a la Puerta del Sol en busca de una buena historia. A pesar de que al final no fue la escogida, no pude resistirme a visitar este entrañable piso.

fernangonzalezApenas una semana después de las campanadas ya estaba todo recogido, acababan de desmontar decorado, focos y demás artilugios que cada año instalan en el piso. Es un inmueble elegante, rehabilitado siguiendo la estética de cuando el Ministerio de Gobernación inició la obra de la Casa de Correos de la mítica plaza madrileña.

Es de los pocos residentes, la mayoría de los vecinos se han ido marchando dejando paso para oficinas y sobre todo comercios, estos por desgracia no optaron por seguir la estética del siglo XIX. Por ejemplo, hay también una joyería, un hostal, una academia,… o la propia azotea desde donde emite La 1 y Telemadrid es una clínica de estética. A ese piso también me asomé pero por desgracia no me dejaron tomar ninguna foto.

En los pisos inferiores se hacen las de Mediaset (Telecinco, Cuatro,…) y AtresMedia (Antena 3 y laSexta). Alguna otra televisión también ha retransmitido algún año las campanadas pero ya ha sido desde otro edificio, en su día, por ejemplo, Intereconomía. Y no olvidemos las preuvas que hasta el año pasado hacía Neox aprovechando el set de AtresMedia.

IMG_4083

Esta distribución, según cuenta Rubén, ha sido fruto de la tradición, más de 50 años haciendo esta retransmisión. Comenzó La 1 al principio sin presentadores para hace 25 años unirse las privadas que optaron por los pisos inferiores. Deja una buena cantidad a la comunidad de vecinos que estos aprovechan para unas reformas que ya se alargan por más de 20 años.

Puedo comprobar en su mirada que está muy satisfecho de vivir en un piso único, le encanta la Nochevieja y la llegada de la televisión. Apoya todo tipo de manifestación pero mientras las esculturas humanas no le disgustan, no podemos decir lo mismo de los mariachis que sin ningún rigor histórico comienzan a proliferar e impedirle dormir.

Contra lo que se podría pensar, no se trata de un edificio con ilustres vecinos con muchos títulos nobiliarios. Me cuenta Rubén que se dedica a la enología con una pequeña tienda en el centro de Madrid.

No tengo idea de lo que deparará este 2015 recién estrenado, ni en lo particular ni en lo colectivo, pero si una cosa está clara es que pasados 365 días volveremos a conectar con la Puerta del Sol para comenzar el 2016, pero esta vez conociendo qué se esconde tras los focos y las cámaras.

Imagen 2015-01-25 a la(s) 00.38.30